Rosa Arredondo

¡Y ya son 18!

Distinguidos amigos,

En nombre de la membresía de la ADCS y esta Junta Directiva, reciban ustedes, apreciados invitados nuestro más profundo sentimiento de gratitud por su presencia, que es para nosotros el ingrediente que complementa a la perfección este cóctel.

La Asociación Dominicana de Cronistas Sociales nació con la ilusión de un grupo de personas soñadoras, emprendedoras y apasionadas por el periodismo. Ese sueño con el paso de los años se materializó en un proyecto, que hoy nos llena de mucho orgullo.

Cuando el 4 de marzo del año 2000, nos reunimos un grupo de damas en uno de los salones del antiguo hotel Meliá Santo Domingo, hoy Sheraton, estoy segura de que todas y todos apostamos a que esta asociación sería fuerte, y ese fortalecimiento cada día es visible, porque en estos momentos somos un ente de defensa y apoyo a cientos de periodistas que hacen crónica social en nuestro país.

Al arribar a estos 18 años de fundación, nuestro gremio, compuesto de mujeres y hombres valiosos, que enaltecen con su ejercicio ético este hermoso género periodístico, la ADCS se percibe como una entidad de credibilidad y que se esfuerza cada día para que sus miembros sean mejores profesionales.

Durante esta travesía de 18 años, cada junta directiva ha asumido la responsabilidad de aportar ideas, estrategias y planes de trabajo, que han ido sumando peldaños.

Empezando por su primera presidenta, la emprendedora Cándida Ortega, quien durante su gestión con trabajo arduo, logró el  posicionamiento de la Asociación Dominicana de Cronistas Sociales (ADCS) ante la opinión pública, logrando  el  reconocimiento y respeto de la sociedad a esta importante área del periodismo.

Asimismo, con su hermosa y tímida sonrisa, nuestra querida Aurora Martínez, creó el primer evento masivo de proyección a la moda dominicana, el desfile Pasarela Rosa, el cual llegó a contar con grandes figuras de la moda internacional, así mismo instauró la fiesta escolar para reconocer a los hijos destacados de la membresía, entre otros aportes.

Luego le tocó el turno a una mujer innovadora. Doris Javier, en cuya gestión dio un rostro más humano a la entidad. Nuestro desfile de modas, buque insignia de la ADCS, se integró a una estrategia de Responsabilidad Social, y parte de sus fondos comenzaron a ser destinados a instituciones de bien social. Además, se realizaron jornadas de salud y educativas con diferentes organismos.

En el 2009, le toca el turno a la versátil, fashionista y empresaria, Claudine Nova. Durante su gestión al frente de la ADCS, se enfocó en fortalecer la institucionalidad del gremio. Creó el evento “La Fiesta de las Rosas” pro recaudación de fondos; juramentó nuevos socios de la ciudad de Santiago, trabajó junto a Barna en un workshop de capacitación para comunicadores, entre otras importantes acciones.

Después llega Yenny Polanco Lovera, quien le impregna su carisma y tecnología a la asociación. Pone en marcha la página web www.cronistasociales.com y la vuelve una fuente de ingreso y se dan los primeros pasos para la concepción de nuestro Premio Nacional a la Crónica Social.

La gestión que da continuidad es la de la carismática Wanda Sánchez. La imagen institucional se define con el rediseño de nuestro logo e imagen institucional, activa las redes sociales y se modifican los Estatutos, adecuándolos a nuestra profesión y a la filosofía institucional que nos regía.

En esta gestión se dan los toques finales al las bases y se celebra la primera edición del “Premio Nacional a la Crónica Social”, una entrega en la que fueron reconocidas la trayectoria de importantes cronistas de diferentes generaciones. Sin duda, un logro que nos dio visibilidad y fortaleció nuestro posicionamiento. También, se firma un acuerdo con el Itla y se crea del campamento de verano con la Academia de Formación Artística de Amaury Sánchez, para los hijos e hijas de nuestra membresía.

Y la penúltima gestión hasta el momento, fue la de Jacqueline Ramos, quien con su fuerte carácter, adornado con delicadeza y dulzura a la vez, obtuvo resultados más allá de la meta trazada. Instauró el proyecto “Madrinas y Padrinos”, en el que unió a empresas y amigos que hoy sienten suya a la ADCS, y que aportan a cada uno de los proyectos. Logró un seguro médico para los miembros que no lo tenían. Se enriquecieron y modificaron las bases para concursar en el “Premio Nacional a la Crónica Social”, se desarrolló una intensa agenda de formación para nuestra membresía, se adecuaron los Estatutos para cumplir con lo establecido por la Ley 122-05, que rige las asociaciones sin fines de lucro y se presentó la primera edición de nuestra revista Pasarela Rosa.

De la gestión actual, les podemos decir que está escribiendo con pasos firmes y definidos otra parte de la historia de este gremio y de seguro con la ayuda de Jehová también será de buenos frutos.

Aún nos falta mucho por recorrer, muchos logros por alcanzar, por lo que insto a cada miembro a empoderarse de su propio futuro, a sumar competencias que permitan su crecimiento personal y profesional, de modo que puedan continuar aportando a su entidad y a la sociedad, no solo con sus conocimientos, sino cumpliendo como entes comprometidos con su gremio y su entorno social, que es lo que redundará no solo en el empoderamiento y fortaleza de nuestra querida asociación, sino en el enaltecimiento de nuestra patria.

Para finalizar, les cuento que también hoy ponemos en circulación la segunda edición de la revista Pasarela Rosa, y agradecemos de manera especial a la señora María Isabel Grullón, por engalanar con su preciosa sonrisa y personalidad nuestra portada y estar esta noche acompañándonos. Gracias por su tiempo y compartirnos un poco de su vida en este producto editorial.

 

 

Recuerden...

¡Juntos podemos hacer grandes cambios para la sociedad que queremos. La educación es el principio y la base para lograrlo!